malvarrosa

La fotografía captura momentos, sensaciones que aunque no podamos volver a revivir las recordamos con cada imagen. En la actualidad, forma parte de nuestro día a día  y gracias a la tecnología podemos capturar todos los momentos que queramos de una manera muy sencilla y rápida. Esta introducción se debe a que esta fotografía la tomé el lunes 8 de diciembre con mi teléfono móvil, una mañana que al ser fiesta salí a correr hacia la playa. En ningún momento de mi camino pensé que iba a acabar tomando una fotografía, pero cuando llegué al destino y empecé a pasear por la orilla supe que tenía que recordar ese momento.

Fotografía de Pablo Boluda Hernández | Playa de la Malvarrosa | 08/12/14

La fotografía como ya habréis intuido es en la playa de la Malvarrosa de Valencia, un paisaje entre lo natural y lo urbano. Fue curioso como aquel lunes había pasado de ser un día odiado a ser un día que todo el mundo salió a pasear, a buscar y disfrutar esos rayos de sol y la tranquilidad que da el mar. Aquel día había incluso varios atrevidos dentro del agua, niños jugando en la orilla (como se ve en el fondo de la escena), adultos paseando descalzos y como no, más gente sacando fotografías.

Observamos que dos colores protagonizan la imagen, por un lado, al azul intenso del cielo, ni una sola nube aparecía aquel día. Este color vemos como va degradando su intensidad debido al efecto de la atmósfera, cuanto más se acerca al horizonte más claro es el azul. Por otro lado, encontramos el dorado de la arena, una mezcla entre amarillo y marrón en la que el agua y la luz tienen un papel fundamental. Las partes mojadas oscurecen este color y junto con la luz se generan diversos reflejos que enfatizan la sensación de profundidad. También vemos que la luz proviene del fondo a la derecha, una luz de mediodía muy intensa aunque sea invierno que rompe con el borde superior derecho de la imagen y baña de color a toda la escena, si el día hubiese estado nublado ninguna sensación hubiese sido la misma.

En la imagen aparecen dos claras líneas que marcan la composición. En primer lugar, está la línea del horizonte, divide la imagen casi simétricamente existiendo la misma cantidad de cielo que de suelo.  Esta línea está remarcada por la silueta de las grúas del puerto, que ponen de manifiesto que no se trata de una playa desértica sino de una playa urbana, en la que el puerto tiene mucha importancia. La otra línea principal de la imagen es la gran diagonal que genera la orilla del mar, un borde que parece estar dividido en capas. Aunque no fuese un día con casi oleaje,  genera una gran sensación de movimiento y vida. Estos dos bordes conviven en la foto, un horizonte claramente dominado por la acción del hombre en el medio (puerto) y otro completamente natural, irregular, sin ninguna norma a seguir, solo definido por el mar.

Por último quería señalar la presencia de las personas en la fotografía, aunque aparezcan a lo lejos  casi en la línea del horizonte vemos que están presentes en toda la playa, al pasear estas personas han dejado sus huellas generando huecos y contrastes de color en la arena. Por ello, aunque no aparezcan ni en primer ni segundo plano, sabemos que han pasado por ahí. Estas marcas en la arena creo que le dan más vida aún a la imagen y hacen que esta fotografía junto con las demás características sea un bonito recuerdo de aquella imprevista mañana.


Lecorbubohe | Pablo Boluda Hernández

2 comentarios en “malvarrosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s